CASUALIDADES DE UN MAYO LLUVIOSO

foto_200

María Amelia López Soliño

Gracias a la genialidad del jovencito Matthew Charles Mullenweg, en aquel entonces con 15 años de edad, nacido en enero de 1984 en Texas –hoy con 25-, al crear WordPress hizo posible que para el cumpleaños número 95 de la española María Amelia López, el nieto de ésta le regalara el espacio de un blog el 23 de diciembre del 2006.

En cuestión de dos años la señora se hizo famosa, llegando a ser considerada la bloguera más vieja del mundo, la “abuela bloguera”, contactando a miles en todos los continentes y en varios idiomas.

Ella decía que a través de su blog había tenido la oportunidad de hacer grandes amigos, y que fue la medicina que le quitara todos sus males. A pesar de los padecimientos por su edad tan avanzada, la abuela se dedicó de lleno a su espacio y arengaba a todos los ancianos para que, ojalá, tuviesen su propio blog o que aprendieran a navegar en Internet. Ella fue feliz por ello hasta que este 20 de mayo dejara de existir a los 97 años, en su ciudad natal de Muxia en Galicia, habiendo cumplido a la perfección con la tarea que se había propuesto.

De manera que, bien, solo son sucesos casuales de la vida en una parte mínima de su gran historia cotidiana; pero, tres días antes de la muerte de esta exquisita mujer que trataba temas de infancia, de política, de la vida o de la guerra con una claridad y una transparencia increíbles, tierna y linda, y que llegó a contar con más de 1143 seguidores, habíamos sufrido la muerte de una parte de la poesía en la persona de Benedetti; dos días antes de la muerte del uruguayo, el 15 de mayo tuve la travesura de abrir SOCIOPOETIZANDO, con la misma idea de comunicarme y compartir que tuvo doña María Amelia. También, dos días después de la célebre anciana, el viernes 22, se fue de nosotros un hermano muy querido.

Dispares parecieran los hechos, de viernes a viernes. Pero, sí, todos con participación e intensidades diversas en este blog. A ver qué traen los nuevos aires de junio.

Gracias por dejar sus huellas hondas en estos quince días. ¡Bueno!, la blogosfera y nosotros hemos estado de luto. Algunas realidades se quebraron. Gentilmente, sin embargo, de los trozos en el suelo han brotado ventanas nuevas, pétalos traslúcidos, para este domicilio bello, misterioso y postergable.

Anuncios

3 responses to this post.

  1. Posted by Pipa Nandez Agogo on 2 junio 2009 at 5:28 pm

    Y ha sido una de las mejores travesuras que se te han ocurrido.

    Todos los meses son bondadosos, unos mas lluviosos que otros pero la lluvia siempre trae consigo el verde, tan esperanzador.

    Responder

  2. Posted by sergio campos on 2 junio 2009 at 11:39 pm

    Despues de un dia lluvioso la tierra nos abraza con su aroma de humedad, y nos hace respirar profundamente, y mas si se esta en la montaña. Eso es algo que abrigamos desde niños , los que una vez atravesamos los cafetales ,como vientos alisios……esas son las cosas que estan en nuestra mente……..Por eso Walter ha sido una gran idea lo de tu blog .

    Responder

  3. Posted by omar on 9 junio 2009 at 11:07 pm

    Cuantos personajes importantes no hemos conocido, por que nunca nadie se tomó el tiempo, ni asumió la responsabilidad de hablar de ellos?. La historia de la humanidad empezó cuando a alguien se le ocurrió comunicar algo, y de ahí una respuesta y empezamos a aprender del otro y a construir una sociedad y muchas culturas, y a pesar de la realidad histórica que ha perdido y quemado tantas bibliotecas de Alejandría, y que ha censurado tantas historias humanas inquisitivamente, seguimos adelante hasta alcanzar un nuevo mundo de infinitas formas y maneras de comunicarse, hasta la genial idea de regalar a la abuela el espacio de un blog, o dar inicio a la loca empreza de “sociopoetizar” por la red, que más que exponer algún tema es tomar la necesaria responsabilidad de compartir algo que se sabe o se piensa, o hablar de alguien que vale la pena conocer.
    En la cumbre de las tertulias generadas por ordenadores, seamos responsables y no olvidemos siquiera aportar unas palabras o dejar un comentario, que si, a quien se le ocurriera no haber dado una respuesta al primer ser humano que balbuseó un intento de decir algo, la sociedad y la humanidad no habria llegado a ningún lugar, ni sería nada parecido a como la conocemos.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: