FELIZ NAVIDAD 2012: LAS PREGUNTAS

Alineación planetaria y solar con Hunab Ku

Alineación planetaria y solar con Hunab Ku

Mis amigos lectores han comentado casi nada acerca de la civilización más misteriosa que haya parido la madre Tierra durante su historia: los excelsos Mayas. Son cientos de sociedades muy distintas y en muy diversos lugares del planeta que dieran a luz culturas sui generis o muy disímiles entre sí. Pero, los Mayas dejaron miles de monumentos en varias centenas de ciudades distribuidas desde México hasta Honduras, como ninguna otra civilización del pasado (Anáhuac era México y Centroamérica). Porque, incluso, puede hablarse de pueblos o de sociedades en muchos casos, pero ostentar el grado de civilización, es mucho más dificil.

Las personas no quieren expresarse de acuerdo con lo que este pueblo antiguo predijo a partir de sus mediciones astronómicas. No sé si es por deseos de ignorarlo o por temor o miedo de tocar un tema asumido como escabroso. Muchos le imprimen, al posible suceso, un estigma apocalíptico; sin embargo, no creo que ese adjetivo se revele íntegramente como tal en este compartimento de la historia.

Los Mayas se caracterizaron, también, a pesar de haber alcanzado un largo proceso científico, por el no uso de bestias de carga ni por haber utilizado la rueda a pesar de que la conocían (la usaban en los juguetes para sus niños). Y, al igual que muy pocas culturas, les interesaba el presente más que cualquiera otro tiempo a pesar de sus pronósticos celestiales. Se supone que pudieron venir a Mesoamérica, atravesando el Estrecho de Bering, hace unos 12.000 años. Otros piensan –más osados y metafísicos- que los Mayas vinieron desde Las Pléyades (Las Siete Cabritas) [?].

Calendario y simbología maya con trigramas del I Ching

Calendario y simbología maya con trigramas del I Ching

Tal y como se aprecia en el mandala -arriba de este párrafo expuesto-, la simbología maya –tanto calendárica (las más externa) como numérica (círculo en fondo blanco)-tiene una relación muy estrecha con el sistema binario del I Ching (círculo en fondo verde), el libro chino más antiguo conocido por la Humanidad, preñado de resonancia holonómica; de modo que ambas culturas pudieron haber tenido lazos de conexión en tiempos remotos.

¿Porqué los Mayas, estando en la cúspide de su civilización, decidieron abandonar sus ciudades literalmente a la garganta de los bosques y desaparecer allá por el año 830 después de Cristo? Y ¿hacia adónde y porqué? En lo que muchos estudiosos podrían estar de acuerdo, como Laurette Sejourné y Arguelles, es en que decidieron marcharse después de lograr una cierta unificación mística.

¿Fue la cultura maya más desarrollada que la nuestra, tal y como lo afirma el doctor José Arguelles en el Factor Maya? Porque la nuestra podría ser muy desarrollada, pero, más destructora y egoísta, ninguna otra. Los Mayas llegaron a conocer la distancia que separa a la Tierra del Sol con una diferencia de milésimas con respecto de la que se ha obtenido hoy con instrumentos modernos, ellos no usando ni computadoras ni sofisticada tecnología.

Sin inmensos telescopios –menos, en órbita sideral como el Hubble-, como ya hemos dicho, construyeron el más exacto de los calendarios basado en la traslación de la galaxia y, a través de esa medición, no vieron simplemente un volver de la galaxia sobre sí misma, sino el final de un ciclo más, de 5125 años: un algo que termina y otro algo que comienza. Ese ciclo se divide en 13 baktun; y cada baktun consta de 144.000 días.

Para darnos una idea, el penútimo baktun (el #11) iría –según el Chilam Balam, uno de los libros mayas sagrados- desde el año 1224 al 1618 de nuestra era (períodos de, más o menos, 394 años): en ese baktun llegan los hombres blancos, se da la caída de los pueblos del Mayab, la desaparición de Tenochtitlán, la expansión y división del catolicismo y del Islam; aislamiento del Tibet. Con el inicio de la era científica y las grandes conquistas coloniales  (caídas de los imperios inca y azteca), desaparece, también, el concepto de Universo, iniciándose su decadencia; cambia, a su vez, el concepto venerado de Tierra por el de simple piedra inerte. Es el Baktun de la Semilla Oculta:  11.0.0.0.0.

El mismo texto habla del baktun final del ciclo, éste que estamos viviendo, que va del año 1618 al 2012. En este periódo, nos sobrevendrá la depredación humana, Karl Marx, las revoluciones rusa y china, la I y II guerras mundiales, la bomba atómica y la era nuclear; la industria y la guerra contaminarán el planeta; la sobrepoblación generará hambre y pestes; el terrorismo global; una penuria larga en donde muchos pueblos serán casi exterminados; el desmoranamiento de la civilización tecnológica; los cataclismos podrían mover el eje de la Tierra; además, la purificación del planeta y la sincronización galáctica. Es el Baktun de la Transformación de la Materia:  12.0.0.0.0.

El Código Dresde es el que muestra una conjunción celeste entre Hunab Ku (Orión) [residencia de dios para los Mayas] en el corazón del cielo, Júpiter, el Sol, Mercurio, la Luna y Venus. Sobre esta alineación se ha hablado mucho en los distintos medios; incluso, citan a Nostradamus y a otras pitonisas; ese no es nuestro caso.

maya estelar

Cuál ha de ser la clave para tener la oportunidad de sobrevivir a esos cambios, fue dicho por el vocero de los indios norteamericanos Hopi, Thomas Banyaca, en los años setenta: “Solo aquellos que sean espiritualmente fuertes sobrevivirán al paso del Cuarto Mundo y al arribo del Quinto”.  La tercera gran sacudida del mundo abre la era de la Iluminación. Es la última breve oportunidad para que cada persona regrese al Sendero del Corazón, del amor, antes de que la puerta se cierre.

Solo la gente materialista es la que busca construir refugios. Aquellos que tengan paz en sus corazones ya están en el gran refugio de la vida. No existe el refugio para la maldad. Aquellos que no tomen parte en el intento por dividir al mundo ya sea por cualquier motivo, raza o religión, están preparados para la vida en el nuevo mundo que se avecina, ya sean ellos negros, blancos, rojos, o amarillos. Todos son uno, todos somos hermanos.”

La puerta del Tiempo variará su morada. Será la asistencia a un cambio de dimensionalidad. Un evento soberbio: ¿estaremos para entonces?

Anuncios

4 responses to this post.

  1. Me ha parecido inquietante el hecho de que en todo este proceso y retroceso, donde el ser humano se despoja de su integridad y la esparce al viento como si fuera cualquier cosa, por razones de dinero, puestos u otras dádivas de carácter material, pisoteando a quienes una vez fueron sus amigos, compañeros e inclusive sus hermanos de sangre, con el famoso cuento de que de algo tengo que vivir; para ellos no hay futuro, ni mañana que valga, solo se habituaron y tomaron posesión del hoy, el aquí y el ahora, inescrupulosamente saben decir que “no”, hasta a su propia madre, porque ya carecen de valores y sus corazones están desprovistos de lo mucho que recibieron hasta extasiarse; esto nos lleva a creer que, en realidad, son muy pocos los que resistirán el paso al nuevo período luminoso….Si el hombre no busca la paz interna, espiritual, si no muestra el amor al prójimo y así mismo…estára, entonces, fuera de cualquier programa existencial, porque la base primordial es el amor, y si carece de este DON, es como una hueca vasija a la que se le llena con cualquier basura….

    Responder

  2. Posted by Cesar Lizano on 25 octubre 2009 at 5:47 pm

    desde Las Pléyades (Las Siete Cabritas) [?].
    cuéntenos más Walter, por favor

    Responder

  3. Posted by David Massey on 26 octubre 2009 at 11:11 am

    En una carta escrita por Freud, y que tenía como destinatario nada más y nada menos que al propio Marx, se destila con elegancia y elocuencia, la idea que no será “la propiedad privada” la piedra que haga tropezar a nuestra civilización en un mar de tragedias éticas, sino las “pulsiones hostiles” que siendo elementos constitucionales de nuestro psiquismo básico, devienen los gérmenes inoculados de nuestra propia destrucción. En el fondo, parece que el sueño de una humanidad gregaria, de solidaria hermandad, solo es viable en la medida en que nuestra especie encuentre el modo de “nacer de nuevo”. El problema mayúsculo que enfrentamos los seres humanos no está en nuestro entorno, sino entronado y acurrucado en el centro mismo de nuestras intenciones. Late, todo el tiempo, agazapado en los tuétanos de nuestros huesos. Qué instrumentos tenemos para observar dentro de nosotros mismos? Necesitamos una espada de dos filos, cortante, que penetre nuestra alma, y abra en dos nuestras más íntimas actitudes y exponga la verdadera naturaleza de nuestros corazones… una vez alcanzada La Paz -fruto del inevitable atravezamiento y exorcismo de nuestros más crueles demonios naturales- podríamos estar en posición de movernos de la oscura noche de nuestro egoísmo, indiferencia, iniquidad, injusticia, para llegar a la luz admirable de un día nuevo… Quién ofrece su vida por sus hermanos? Quién se muestra amigo de tan extraño bicho? Quien muere, crucificado, juntamente con El, para resucitar luego? Nuestra espiritualidad no es un problema de ideas, es una puesta a prueba de nuestra capacidad de discernir lo que es vital -y lo que no lo es-. Si hay Un Camino, si Hay Una Verdad y si hay Una Vida posible de seguir, no valdrá la pena encontrarla?
    D

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: