NOTA SOBRE LOS PARQUES NACIONALES DE COSTA RICA

Parque Volcá Irazú

Parque Volcán Irazú

Costa Rica es un país pequeño con apenas 51.100 kms cuadrados y aproximadamente 4.5 millones de habitantes –si no es que más, debido a la inmigración desde el norte-. Desde los años setentas (aunque el Parque Volcán Poás es de 1955, el más antiguo), nuestros gobernantes se han dado a la tarea de proteger algunas zonas en el país, terrestre y marítimamente, con vocación ecológica.

Diferentes fuentes nos afirman que esas áreas protegidas podrían estar entre un 18 y un 25% del área total de la nación (unos 13.000 kilómetros cuadrados). Evidentemente, quienes resguardaron y mantuvieron durante centenas de años las zonas verdes vivas,  fueron sus habitantes, nuestros abuelos, hasta hace muy poco. Fue suya la propiedad intelectual natural hasta que, por la venida de diversas etnias extranjeras a comprar tierras aquí, tanto por su belleza como por su pureza (en sus países de origen las cansaron o las dilapidaron), los precios de las tierras, por especulación, fueron viajando hacia las nubes y, hoy, el habitante vernáculo tiene grandes problemas para hacerse de un terrenito, puesto que, cada día, el acceso económico es prácticamente imposible: los precios se calculan en dólares; entonces, lo que hace solo unos años estaba al alcance de todos, ahora se cotiza tan alto que los únicos que se están quedando fuera del ámbito de su adquisición,  somos los mismiticos ticos. Enfrentamos una sutil forma de colonización que, aunque no ostente armas de fuego, se torna aún más peligrosa.

miami-beach

Las playas han ido privatizándose. Muchas de ellas, adonde íbamos frecuentemente para tiempos de vacaciones, son actualmente impensables: además de los precios de los comestibles y el valor de los hoteles, tenés que hablar inglés para que no te vean con ojos de extrañeza. Es cuando empezás a sentirte extranjero en tu propia tierra. Eso nos está pasando a los costarricenses.

El propósito de esta nota acerca de los parques nacionales de Costa Rica es la necesidad que tenemos como ciudadanos de expresar lo que sentimos.  En estos días, en los cuales he estado indagando acerca de este tema maravilloso, también sobre los aborígenes, me he encontrado que cada vez que uno pone el nombre de un lugar costarricense en la internet para conocer acerca de él, lo primero que te aparece son un sinúmero de sitios web de hoteles y servicios sobre ese lugar pero con carácter netamente comercial y, lo peor,  es que los textos en español a él referidos -casi se puede afirmar- han sido elaborados por mano extranjera: algunos están tan mal escritos que da pena ajena: sus ideas son desordenadas, su puntuación inapropiada y pésima su ortografía. Uno avizora, en casi todos los sitios, un interés cultural casi nulo.

Y es que Costa Rica cuenta con dos litorales –1.016 kilómetros de longitud en el Pacífico, y 216 en el Caribe–, con más de 400 playas de interés turístico, lo que la hace muy apetecible.

Areas de Conservación de Costa Rica

Areas de Conservación de Costa Rica

El problema es que muchos de aquellos inversionistas o constructores de hotelería, amén de que, como hemos dicho en otro apartado, no respetan la preceptiva salubre en cuanto a aguas negras o en su cercanía a las playas, al mar, solo tienen en sus cabezas la idea de traer a esos parajes de incalculable belleza y riqueza natural, cemento y más cemento. Todo lo que tienen en sus ciudades lo quieren replicado en las montañas del trópico o en sus playas soleadas: gimnasios, salas de masajes, yacuzzis, piscinas, aire acondicionado, yates; solo falta ponerle al turista la alfombra roja para atravesar la blanca o gris arena sin que se humedezca los pies con la espuma del mar; y, si se quiere, matar los cangrejos ermitaños para que no se asuste o no sea molestado por esos “bichos”. ¿Qué hacer con las purrujas?

La belleza natural y la ecología van perdiéndose: ¿qué diablos quieren ofrecer finalmente? ¿Acaso tortugas e iguanas de cemento, palmeras de hormigón, insectos de plástico, dantas de fibrolit y lapas de concreto? ¿Porqué no aprovechan lo irreproducible que hay allí? ¿Quién, después de haberse extinguido, va a lograr resucitar las especies, la flora, los manglares? ¿Para qué quieren ciudades en la playa si es de allí desde donde vienen huyendo? En ese caso, mejor se quedan en sus casas viendo tele, hablando por el móvil, etc., o yendo al spa más cercano.  Eso jamás lo podré entender.  Y qué haremos con tanta basura en el lecho de los mares y en el recodo de las montañas?

De momento, les dejo con los sitios declarados como protegidos que, por lo general, se estiman en 32, aunque, algunos ven 30 o 34.  Son los siguientes, para aquellas personas que quieran saber más:

 

Mapa de nuestros Parques Nacionales

1.  Refugio Nacional de Fauna Silvestre Isla Bolaños

2.  Parque Nacional Corcovado

3.  Parque Nacional Rincón de la Vieja

4.  Refugio Nacional de Vida Silvestre Caño Negro

5.  Refugio Nacional de Fauna Silvestre Barra del Colorado
y Parque Nacional Tortuguero

6.  Parque Nacional Marino Las Baulas de Guanacaste

Tortuga baula nadando [Pretoma]

Tortuga baula en pleno nado. PRETOMA

7.  Reserva Biológica Lomas Barbudal

8.  Parque Nacional Palo Verde

9.  Parque Nacional Barra Honda

10.  Refugio Silvestre Peñas Blancas

11.  Parque Nacional Volcán Poás

12.  Parque Nacional Braulio Carrillo

13.  Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional

14.  Parque Nacional Isla del Coco

15.  Reserva Natural Absoluta Cabo Blanco

16.  Refugio Nacional de Fauna Silvestre Curú

17.  Reserva Biológica de las Islas Guayabo, Negritos y de los Pájaros

18.  Reserva Biológica Carara

19.  Parque Nacional Volcán Irazú

20.  Monumento Nacional Guayabo

21.  Parque Nacional Manuel Antonio

22.  Parque Nacional Marino Ballena

23.  Parque Internacional la Amistad Costa Rica – Panamá

24.  Parque Nacional Cahuita

25.  Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo

26.  Reserva Biológica Isla del Caño

27. Parque Nacional Santa Rosa

28.  Parque Nacional de Fauna Silvestre Golfito

29.  Parque Nacional Juan Castro Blanco

30.  Parque Nacional Arenal

31.  Parque Nacional Tapantí

32.  Reserva Biológica Hitoy Cerere

33. Parque Nacional Piedras Blancas

34. Parque Nacional Chirripó

Se dan cuenta de lo mucho que debemos proteger con nuestra actitud y nuestra actividad. Lo que sucede es que si el gobierno, a través de las instituciones creadas para su sostenimiento, como el SINAC, no hacen más por salvar esa integridad natural porque no cuentan con capitalización y sus recursos son bajos, los habitantes menos podremos hacer algo frente a los depredadores humanos. Veamos solo dos de estas zonas,  brevemente:

Parque Nacional Corcovado:

Localizado en la costa pacífica, Península de Osa, en la provincia de Puntarenas, con una área de 54.538,9 hectáreas en la parte terrestre y 2.400 en la parte marina, pertenece al bosque tropical muy húmedo del Pacífico Sur. Además de ser un laboratorio viviente, posee 500 especies distintas de árboles, ya extintos en la restante región centroamericana. Contiene, así, los siguientes hábitats: el bosque de montaña, el nuboso, el bosque de llanura, el pantanoso, el yolillal, el pantano herbáceo, el manglar, vegetación de acantilados y de la costa.  El parque cuenta con 104 especies de mamíferos, 367 de aves, 117 de anfibios y reptiles y 40 especies de peces de agua dulce.

Entre los animales que pervivien en el parque tenemos a la danta, el jaguar, el puma, el manigordo, el oso hormiguero gigante, el cariblanco; monos: el congo, el carablanca, el colorado y el ardilla; lapas rojas, el gavilán blanco, el gallito de agua y la pava granadera; el rey de zopilotes, la gallina de monte, la paloma morada, el tucán pico bicolor o curré, el catano o zapoyol, el martín peña, el cacique y varias especies de colibríes; el lagarto y el cocodrilo.

Y el parque más extenso de todos:

Parque Internacional la Amistad Costa Rica – Panamá

Este parque se extiende por la Cordillera de Talamanca con el bosque más inalterado del país. Su altitud va desde los cien metros hasta la de los cerros Kámuk con 3549 metros y el Dúrika con 3280. Cuenta con una extensión de 93,929 hectáreas terrestres y se denomina como “Internacional” porque continúa por territorio panameño en donde son protegidas 207.000 hectáreas. Es puente biológico y filtro entre las Américas del Norte y del Sur. Es Reserva de la Biosfera y Sitio de Patrimonio Mundial desde 1982. Guarda las reservas aborígenes de Chirripó, Tayní, Telire y Talamanca de la Vertiente Atlántica; Ujarrás, Salitre y Cabagra de la Vertiente del Pacífico de la Cordillera de Talamanca. Su diversidad ecológica es impresionante con 263 especies de anfibios y reptiles, 400 especies de avifauna, siendo muy rico hidrográficamente. Su río más sobresaliente es el Sixaola.

No somos un país pobre:  somos un país rico con el deber de cuidar su riqueza!

Anuncios

VENA VERDE ABIERTA PARA DON OSCAR ARIAS

Parque Nacional de Tortuguero

Parque Nacional de Tortuguero

Sabemos porqué se dan las cosas que están ocurriendo y uno no se lo quiere creer, pero es cierto. Nuestro presidente de la república, que lo es por segunda vez –por un camino que no fue legislativo-,  como dice mi tata, es un “pico de oro”. Desgraciadamente es verdad: su picodeoro repunta cuando da una charla o expone en algún foro extranjero: la ideología que allí expone es, realmente, socialdemócrata; pero, en la cotidianidad del país su comportamiento es diferente, totalmente distinto; de modo que de “las palabras a los hechos” -pareciera que sí- “hay grandes trechos”.

Nuestro viejo Premio Nobel de la Paz, Oscar de Jesús, pasa, con pasmosa facilidad, de la literatura democrática y hasta poética –como su discurso gripeporcino del Día de las Madres- a los hechos tañidos de neoliberalidad apabullante. Si una persona es neoliberal, pues bien, que lo sea; pero cuando lo es y en sus discursos se expresa de otra manera, engaña a quien la oye. Da la impresión de que es una práctica que se está dando en casi todos los políticos que nos gobiernan en estas épocas de desazón y barbarie: el uso indiscriminado de la mentira, tal lo explica en sus escritos el psicólogo español José Luis Pintos.

Si el slogan propuesto por un candidato a la presidencia de la república de un país fuese “Paz con la Naturaleza”, precisamente porque en su haber ya existe una presea con algún sema de significado semejante, lo que cualquiera creería, de llegar el candidato al puesto en cuestión, es actuar acorde con dicho postulado.

La preocupación de cualquier ciudadano salta cuando, como en nuestro caso costarricense, las riquezas del país son naturales, biodiversificadas. Lo que esperaríamos, entonces y lógicamente, es que se cuidara el verdor desde gobierno: nada más lógico. Pero si, desde la cima del poder, las actuaciones políticas inician arrasando esos valores ecológicos, estamos en problemas, estamos bajo la égida de alguien que no ama lo que dijo que amaba.

Porque la naturaleza que todo lo contiene (aire, viento, agua, plantas, frutos, animales, insectos, vida, luz) conduce a la paz y la paz, el mejor ingrediente de cualquier gobierno que, a su vez, vuelve por el cuidado de la naturaleza con el fin de mantenerla incólume, propicia, viva, a mano.

Las urbanizaciones hoteleras que recorren las playas costarricenses se han extrapolado. Son demasiadas. Ello no inquietara tanto si, al menos, se tomaran las medidas de sanidad y cuidado del hábitat como se debiera; pero no, no es así. Muchos de esos proyectos hoteleros transgreden las mínimas leyes de la urbanidad dentro de la naturaleza y son ensuciadas las aguas del mar y las playas sin discriminación, porque, estamos seguros, lo que interesa a todos esos grandes inversionistas es, únicamente, el dinero que genere el proyecto durante algún tiempo prudencial sin importar las consecuencias, y muchos gobiernos locales se hacen de la vista gorda porque alguna prebenda está saciando ambiciones personales.

Parque Nacional Marino Las Baulas en Guanacaste con 11.589 hectáreas

Parque Nacional Marino Las Baulas en Guanacaste con 11.589 hectáreas

No puedo, así, estar de acuerdo con que un Parque Nacional Marino como el de las baulas , a través de un proyecto que se encuentra en la Asamblea Legislativa (P. de Ley 17.383), quiera ser reducido a Refugio Silvestre con la finalidad de permitir hotelería. ¿Es posible? Inevitablemente desordenar y perjudicar el hábitat de una tortuga más grande que la Galápagos, ¿extinguirla inmisericordemente?

El administrador del Parque Nacional Marino de las Baulas de Guanacaste, Rotney Piedra (segundo por la izquierda), con una baula equipada con sistema de posicionamiento por satélite.

El administrador del Parque Nacional Marino de las Baulas de Guanacaste, Rotney Piedra (segundo por la izquierda), con una baula equipada con sistema de posicionamiento por satélite.

¿Cómo un gobierno –ungido por la paz y la naturaleza, ahora sí  supuestamente- va a permitir, también, el saqueo terrestre que una mina a cielo abierto va a propinarle a un mundo lleno de vida y riqueza natural en 400 hectáreas? Claro, se obtendrá oro y otros ricos metales, pero, por más que lo defienda el químico Dr. Sherman Thomas, al cabo de unos cuantos años –acaso diez- será un desierto pétreo y les aseguro que los dineros millonarios que tales extracciones producirán, brillarán por su absoluta ausencia. Ese pueblo y sus generaciones venideras quedarán, por miles de años, en la completa miseria: será, en verdad, Las Crucitas.

mineria

¡Qué extraño! Estas personas creen que están incorporadas en seres sobrenaturales, eternos o inmortales como los dioses mitológicos. ¿En qué cosas pensarán, cómo verán el mundo con sus egos anormales, intachables, superiores?

Mientras en California se queman cientos de hectáreas de bosques y en la Atenas de Pericles se derriten casi treinta mil acariciando con sus llamas los mismos templos donde otrora Zeus añorara sobrevivir a sus padres, al mismísimo Cronos, ¿qué estarán pensando estas personas, que el mundo solo prevalecerá para ellos, que nunca les pasará nada, que el peligro no acecha tal el cancerbero de la muerte, que la muerte ha muerto?

Los incendios forestales en Grecia se aprecian desde el espacio

Los incendios forestales en Grecia se aprecian desde el espacio

TALAMANCA: LOS CACIQUES BRIBRIS ASESINADOS (I)

GRUPO INDIGENA

Muchos de nosotros, quizás, nunca nos preguntaríamos [ porque no nos interesa, nos despreocupa o simplemente por descuido ( ? )] el porqué nacimos en esta parte del mundo, en esta faja de terreno que liga la América del Norte con la del Sur, Centroamérica, Mesoamérica, particularmente Costa Rica, país bañado en ambos costados por sendos mares, el Pacífico y el Atlántico. Una pregunta que –imagino- cada cual se hará, o no, con respecto de su propio país y terruño.

Costa Rica y su columna vertebral de tierra

Costa Rica y su columna vertebral de tierra, realmente bañada y fértil

¿Porqué nos ha tocado nacer aquí, emerger, surgir, aflorar, en el “nuevo” continente, en una tierra que apenas hace 517 años fuese “descubierta”, conquistada y empezó y continúa siendo explotada? Tierra en donde llegaran a asentarse varias etnias por la fuerza, que no respetaron nunca a las que ya estaban, sus verdaderos dueños, sus dómines, sus señores y señoras. No respetaron las culturas que sus aborígenes habían creado a través de los milenios, que, todavía hoy, a pesar de todo, aún representan, tratando de resguardar lo que les es propio y autóctono.

Quiero decir: esta es la misma tierra; aquí, donde murió Pablo Presbere, donde muriera Antonio Saldaña, los aborígenes, donde nacieron y descansan nuestros bisabuelos, abuelos y hermanos, aquí, en el Cinturón de Fuego del Pacífico con sus 112 volcanes. La ubicación terrestre es sumamente decidora, electromagnética, radiestésica,  celeste; (9° 55′ 0″ Norte, 84° 4′ 0″ Oeste).

La historia que tocaré aquí, no con la profundidad que yo quisiera, es semejante a la que viven otros países como el Congo en el Africa, hoy República de Zaire. Son diferentes las condiciones, pero, al final, similar la visión de sus usurpadores: sed, avidez de riquezas. Y cuando existe ese tipo de apremio, el conquistador se torna irresistiblemente perverso y es capaz de cualquier estrategia y progenerador de muerte tal el más letal de los cadalsos.

El Congo (¡belga!) -país de los gorilas, hoy en extinción por la misma causa- ha padecido diz que dos guerras “civiles” por su riqueza increíble de coltán (80% de las reservas mundiales), fuente de dos elementos indispensables para la tecnología moderna [en la producción de teléfonos móviles, GPS, satélites artificiales, armas teledirigidas, televisores de plasma, videoconsolas, ordenadores portátiles, PDAs, MP3, MP4 (condensadores electrolíticos de tantalio)]: la columbita y la tantalita.

Mina en el Congo, actual Zaire

Mina en el Congo, actual Zaire

El pecado capital del Congo fue haber sido rico en coltán. Y los inquisidores, cobradores de ese pecado (productores de 5 millones de muertos), han sido, antes, los belgas y, hoy, sus países vecinos (Ruanda y Uganda), los cuales, con sus ejércitos militares, roban la riqueza congolesa y la exportan a Occidente, especialmente hacia los Estados Unidos del ahora Barack Obama.

En los albores del siglo de La Conquista de la América Central, para su cuarto viaje, para cuando llegara hasta Cariay, ya Colón vivió deslumbrado por el oro de Costa Rica, del Ducado de Veragua, la Nueva Cartago. Sin embargo, no fue el duque Colón quien disfrutara de las riquezas del ducado que le otorgaran los reyes católicos; tampoco sus dos hijos. “Forajidos” defensores del metal áureo fueron los aborígenes que amaban su madre tierra.

Indios en la caza

Pero es sabido que, a Costa Rica, desde el principio de su llegada, los conquistadores venían con las alforjas vacías para ser llenadas. Así, tenemos noticia de que ya en 1544 cuando el cacique Kamakiri habitaba en la cuenca del río Suerre (Reventazón), y junto con otro rey, Cocorí -el mismo del cuento de Joaquín Gutiérrez-, a poco más de cuarenta años de arribar aquellos, se reunieron con el gobernador de Nueva Cartago, Diego de Gutiérrez y Toledo, quien, después de bienrecibirlos, los apresa y exige, para devolver al huetar Kamakiri, la entrega de un codiciado gran cesto repleto de oro puro y tropical.

En el colegio o en el liceo, los profesores de historia nos comentaban como oficial las peripecias de Perafán de Rivera (el gobernador Pero Afán de Ribera); lo que no nos dijeron nunca fue que el cacique Aquitava, quien, junto con Chumazara, gobernaba la comunidad de Cot en 1569, aparecía en las listas de indios de la encomienda de ese año por disposición de aquel.

Tampoco se nos aclaró acerca de que las agresiones que el indio Coyoche, en la misma década de los sesentas, propinara a los españoles, se debían a que simplemente Coyoche respondía con la misma moneda a sus contendores. Y, aunque fuera hecho prisionero por Juan de Cavallón en 1561, logró recuperar su libertad;  sin embargo, en 1563, el alcalde mayor Juan Vázquez de Coronado “…despachó sus caudillos y capitanes para los caciques Garavito y Coyoche…por se haber alzado y rebelado y ser cosa importantísima que los dichos caciques estuviesen de paz, para la quietud y sosiego de la tierra”.

Algunos caciques pudieron huir

Algunos caciques pudieron huir

Juan Vázquez de Coronado -como se nos informó en “La dinastía de los conquistadores” de Samuel Stone, investigador insigne rumano que estuvo en Costa Rica en los años setentas-, fue el tronco de donde se desprendió el doble ramaje de la “sugerida por el poder” etnia costarricense.

Esfera encontrada en un palengue en Palmar Sur (Finca 6)

Esfera de 1.1 mts de diámetro encontrada en un palenque en Palmar Sur (Finca 6) por el arqueólogo Adrián Badilla y su equipo, exactamente donde la dejaron los antepasados hace 1000 años

Traeré hasta este texto al rey indígena Turichiquí, a otros y a los reyes bribris de Talamanca -que no es nombre aborigen sino español-, quienes reinaron hasta hace muy poco tiempo.

Porqué habiendo nacido en las voluptuosas y maravillosas tierras de aquellos antepasados, aún nuestro sistema educativo no nos informa casi nada sobre su dura historia?

—————————————

Nota:  Pueden ver las raíces de las palabras TALAMANCA y CACIQUE en  LA MOCHILA DEL FILOLOGO

FELIZ NAVIDAD 2012: LAS PREGUNTAS

Alineación planetaria y solar con Hunab Ku

Alineación planetaria y solar con Hunab Ku

Mis amigos lectores han comentado casi nada acerca de la civilización más misteriosa que haya parido la madre Tierra durante su historia: los excelsos Mayas. Son cientos de sociedades muy distintas y en muy diversos lugares del planeta que dieran a luz culturas sui generis o muy disímiles entre sí. Pero, los Mayas dejaron miles de monumentos en varias centenas de ciudades distribuidas desde México hasta Honduras, como ninguna otra civilización del pasado (Anáhuac era México y Centroamérica). Porque, incluso, puede hablarse de pueblos o de sociedades en muchos casos, pero ostentar el grado de civilización, es mucho más dificil.

Las personas no quieren expresarse de acuerdo con lo que este pueblo antiguo predijo a partir de sus mediciones astronómicas. No sé si es por deseos de ignorarlo o por temor o miedo de tocar un tema asumido como escabroso. Muchos le imprimen, al posible suceso, un estigma apocalíptico; sin embargo, no creo que ese adjetivo se revele íntegramente como tal en este compartimento de la historia.

Los Mayas se caracterizaron, también, a pesar de haber alcanzado un largo proceso científico, por el no uso de bestias de carga ni por haber utilizado la rueda a pesar de que la conocían (la usaban en los juguetes para sus niños). Y, al igual que muy pocas culturas, les interesaba el presente más que cualquiera otro tiempo a pesar de sus pronósticos celestiales. Se supone que pudieron venir a Mesoamérica, atravesando el Estrecho de Bering, hace unos 12.000 años. Otros piensan –más osados y metafísicos- que los Mayas vinieron desde Las Pléyades (Las Siete Cabritas) [?].

Calendario y simbología maya con trigramas del I Ching

Calendario y simbología maya con trigramas del I Ching

Tal y como se aprecia en el mandala -arriba de este párrafo expuesto-, la simbología maya –tanto calendárica (las más externa) como numérica (círculo en fondo blanco)-tiene una relación muy estrecha con el sistema binario del I Ching (círculo en fondo verde), el libro chino más antiguo conocido por la Humanidad, preñado de resonancia holonómica; de modo que ambas culturas pudieron haber tenido lazos de conexión en tiempos remotos.

¿Porqué los Mayas, estando en la cúspide de su civilización, decidieron abandonar sus ciudades literalmente a la garganta de los bosques y desaparecer allá por el año 830 después de Cristo? Y ¿hacia adónde y porqué? En lo que muchos estudiosos podrían estar de acuerdo, como Laurette Sejourné y Arguelles, es en que decidieron marcharse después de lograr una cierta unificación mística.

¿Fue la cultura maya más desarrollada que la nuestra, tal y como lo afirma el doctor José Arguelles en el Factor Maya? Porque la nuestra podría ser muy desarrollada, pero, más destructora y egoísta, ninguna otra. Los Mayas llegaron a conocer la distancia que separa a la Tierra del Sol con una diferencia de milésimas con respecto de la que se ha obtenido hoy con instrumentos modernos, ellos no usando ni computadoras ni sofisticada tecnología.

Sin inmensos telescopios –menos, en órbita sideral como el Hubble-, como ya hemos dicho, construyeron el más exacto de los calendarios basado en la traslación de la galaxia y, a través de esa medición, no vieron simplemente un volver de la galaxia sobre sí misma, sino el final de un ciclo más, de 5125 años: un algo que termina y otro algo que comienza. Ese ciclo se divide en 13 baktun; y cada baktun consta de 144.000 días.

Para darnos una idea, el penútimo baktun (el #11) iría –según el Chilam Balam, uno de los libros mayas sagrados- desde el año 1224 al 1618 de nuestra era (períodos de, más o menos, 394 años): en ese baktun llegan los hombres blancos, se da la caída de los pueblos del Mayab, la desaparición de Tenochtitlán, la expansión y división del catolicismo y del Islam; aislamiento del Tibet. Con el inicio de la era científica y las grandes conquistas coloniales  (caídas de los imperios inca y azteca), desaparece, también, el concepto de Universo, iniciándose su decadencia; cambia, a su vez, el concepto venerado de Tierra por el de simple piedra inerte. Es el Baktun de la Semilla Oculta:  11.0.0.0.0.

El mismo texto habla del baktun final del ciclo, éste que estamos viviendo, que va del año 1618 al 2012. En este periódo, nos sobrevendrá la depredación humana, Karl Marx, las revoluciones rusa y china, la I y II guerras mundiales, la bomba atómica y la era nuclear; la industria y la guerra contaminarán el planeta; la sobrepoblación generará hambre y pestes; el terrorismo global; una penuria larga en donde muchos pueblos serán casi exterminados; el desmoranamiento de la civilización tecnológica; los cataclismos podrían mover el eje de la Tierra; además, la purificación del planeta y la sincronización galáctica. Es el Baktun de la Transformación de la Materia:  12.0.0.0.0.

El Código Dresde es el que muestra una conjunción celeste entre Hunab Ku (Orión) [residencia de dios para los Mayas] en el corazón del cielo, Júpiter, el Sol, Mercurio, la Luna y Venus. Sobre esta alineación se ha hablado mucho en los distintos medios; incluso, citan a Nostradamus y a otras pitonisas; ese no es nuestro caso.

maya estelar

Cuál ha de ser la clave para tener la oportunidad de sobrevivir a esos cambios, fue dicho por el vocero de los indios norteamericanos Hopi, Thomas Banyaca, en los años setenta: “Solo aquellos que sean espiritualmente fuertes sobrevivirán al paso del Cuarto Mundo y al arribo del Quinto”.  La tercera gran sacudida del mundo abre la era de la Iluminación. Es la última breve oportunidad para que cada persona regrese al Sendero del Corazón, del amor, antes de que la puerta se cierre.

Solo la gente materialista es la que busca construir refugios. Aquellos que tengan paz en sus corazones ya están en el gran refugio de la vida. No existe el refugio para la maldad. Aquellos que no tomen parte en el intento por dividir al mundo ya sea por cualquier motivo, raza o religión, están preparados para la vida en el nuevo mundo que se avecina, ya sean ellos negros, blancos, rojos, o amarillos. Todos son uno, todos somos hermanos.”

La puerta del Tiempo variará su morada. Será la asistencia a un cambio de dimensionalidad. Un evento soberbio: ¿estaremos para entonces?

REFLEXIONES EN UN DIA CUALQUIERA (1)

Antes de volver con los Mayas en su III Parte, tema interesante, misterioso y, a veces, desconcertante, he querido escribir acerca de esas cosas que caminan con uno en algunos instantes de la cotidianidad. De este plano real, en donde las cosas se mueven vertiginosamente y en el cual, cada vez con más énfasis, las personas sobresalen por lo que tienen y ostentan y no por lo que fueron, han sido, son o serán,  mientras nos sea posible.

El verbo final conjugado en el párrafo anterior, es el verbo SER. Hablemos un poquito de este verbo, uno de los más importantes del idioma que nos tocó hablar. El asunto no es nada complicado: la forma latina es SEDERE (ser). El verbo conjugado es sedeo, sedi, sessum: estar sentado, permanecer, estar, quedarse quieto, quedarse fijo, ocupar.

Sedentarios

Sedentarios

De modo que, por esa razón, de allí proviene la palabra sedentario, el habitante que se queda en un lugar, donde hace “sede”, donde va a estar, a permanecer, en donde “sienta seso” [palabras de la misma fuente profunda]. Casi que sentarse, ser y hacer seso (los sesos como componentes del cerebro > pensamiento) son términos familiares: para pensar hay que establecerse, asentarse en un sitio. Sedentario es lo contrapuesto de nómada: la persona que viaja, que no para, que vive sin sitiarse, sin situarse, aquel que no se queda en ningún lugar, el aventurero [¿el que no piensa ?].

HABERE en latín es TENER. Por eso, en contabilidad el haber se contrapone al deber. El haber es tener. Si hay, entonces, tenemos. En la sociedad moderna, quien más tiene, ES más. El ser (como entidad individual humana) ha pasado a ser menos porque quien tiene cantidad -no importa lo que tenga- posee más prerrogativas en su sociedad que aquel que no tenga posesiones. Cantidad versus calidad.

Corolario: lo exterior, lo vistoso, lo accesorio, lo artificial, interesa hoy más que las cualidades interiores de las personas. Por lo tanto, también, en la sociedad capitalista, las posesiones aplastan las cualidades morales. De ahí que, todos los días, corremos el peligro de que alguien nos mate por una posesión mínima. Las cosas llegaron a valer más que las personas. ¡La cosificación de la vida! Frente a la pobreza del ser humano, el dolor humano.

Hoy he pensado en conceptos como educación, humildad y vanidad. Nosotros, los latinoamericanos y, en particular, como costarricenses, como seres sedentarios, siendo lo que somos, los que aquí estamos, individuos que conformamos un país, una región, unas costumbres, unos trabajos, una tradición, una calidad de vida, ¿habremos retrocedido en educación y en humildad, para ganar en vanidad; valga decir, en superficialidad y consumismo?

Si es así -y cada cual ha de tener una respuesta oportuna en su conciencia-, habremos, también, alterado el volumen del temor y, como consecuencia, la atmósfera de la libertad habrá sufrido un hueco de ozono en su amplitud y el toldo de su abrazo se habrá resquebrajado, cegando más y más a la justicia.

La Justicia

La Justicia

Lo que sí debe quedar patente es que los individuos de todas las latitudes del mundo no pueden dejar que la vida se apague bajo los rótulos ambiciosos del mercantilismo, ese que sigue esforzándose en alimentar los egos y sus apetitos desmedidos.

No podemos ceder el brazo ante la agresión de un infortunio secundado por los grupos de poder que no fijan su atención en las penalidades consuetudinarias de sus pueblos.

No nos queda más que ser firmes, recurrir a nuestros pares, trabajar, sembrar, potenciar el espíritu y dar un estimulante sorbo de agua a la diaria valentía.

weed

FELIZ NAVIDAD 2012: NUMERACION Y CONTEO MAYAS

Numeros Mayas

Números Mayas

II  Parte

Las principales civilizaciones, por lo general, construyeron, para su ubicación dentro del mundo, en el espacio y el tiempo, algún tipo de calendario [del latín calendas, “calendarium”: registro, libro de cuentas]. Los calendarios más conocidos y comunes han sido los basados en los ciclos lunares como en la Antiguedad, los solares o lunisolares, fundados en la rotación de la Luna alrededor de la Tierra o de la Tierra alrededor del Sol.

Otro tipo de calendarios serían los siderales, con base en astros distintos a nuestro sol. Existen, históricamente, una serie de calendarios tanto antiguos como modernos de muy diferentes orígenes. El que usamos hoy en día, en esta parte del mundo, es el calendario gregoriano, ordenado por Gregorio XIII a Luis Lilio y al jesuita alemán Clavius en 1582, movido por los 365 días que conocemos, y descendiente del calendario juliano.

Pero, la diferencia del calendario maya con respecto de cualquiera otro conocido es, sencillamente, que es el único creado por el hombre que se fundamenta en la rotación de la galaxia, de la Vía Láctea. Y ya eso significa una visión de altísimo grado astronómico jamás avizorada por ninguna cultura. Y ello porque para los mayas la galaxia en su totalidad tiene que ver con el Sol, sus astros, la Tierra y la evolución de la vida.

Durante los 4.555 millones de años que nuestro sol tiene de existir, ha sido prácticamente bañado por esos haces galácticos que influyen en él alterando su dinámica y, por tanto, la de la Tierra y la vida que contiene. Los mayas palpaban la galaxia como un todo, como un sistema interrelacionado con sus leyes y en donde todo tiene que ver con todo, y una parte con otra, y las partes con el todo y viceversa. Como un solo ser totalmente interconectado. ¡Y vivo!

En el año 1521, los invasores españoles encontraron las ciudades dejadas por los mayas, vacías; sin embargo, destruyeron la mayoría de los principales documentos escritos por esa civilización. Los tres libros que subsistieron son insuficientes para decodificar su cultura. Pero, aunque los mayas desaparecieron hace un largo tiempo atrás –quinientos años antes de la llegada de los conquistadores-, el Calendario del Largo Conteo permaneció.
El calendario maya predice el “final” de la actual civilización, la nuestra, exactamente para el solsticio de invierno del 21 de diciembre de 2012: día del decimortercer baktun: 13.0.0.0.0.  Ese “final” es, realmente, un cambio, un tránsito dimensional, el día de la alineación planetaria entre Orión [Hunab ku, residencia del dios maya], Júpiter, el Sol, la Tierra, Venus y Mercurio.

Veamos de qué manera ejercían ellos el conteo.
Hay que tener en cuenta que el 13 y el 20 son números esenciales en la cosmogonía maya. Dentro de su valoración, ellos llamaban a un día, KIN (1); al número veinte (20), UNIAL; al 360, TUN; al 7.200, KATUN, y, por último, al 144.000, BAKTUN.
Ejemplificando, tenemos, entonces que el # maya 6.19.19.0.0
es igual a 6 baktun, 19 katun, 19 tun, 0 unial y 0 kin. Es decir, 6×144.000 + 19×7.200 + 19×360 = 1.007.640 días.

La profecía      13.0.0.0.0 es igual a 13×144.000 = 1.872.000 días, unos 5.125,36 años, exactamente el tiempo que tarda la galaxia en volver al inicio de donde saliera, por decirlo así. Como cuando uno sale del punto X de un círculo y va dando la vuelta para llegar a ese mismo punto de salida inicial. Ese punto inicial es el número maya     0.0.0.0.0 , el cual, según Eric S. Thompson, equivale al día juliano 584.283, a saber, el día 11 de agosto del año 3113 antes de Cristo.

De modo que, sin lugar a equívocos, si sumamos los años 3113 + 2012 obtenemos esos 5125 años que la galaxia tarda en volver sobre sí misma. Ciclo que se ha de cumplir el 21 de diciembre del 2012.

444

Detalle de la Estela 1 de La Mojarra, encontrada en el sureste de Veracruz (México)

NOTA:  Pueden verse los significados de   5.  NUMERO, GUARISMO, CIFRA,  DIGITO y CALCULO  en LA MOCHILA DEL FILOLOGO en este mismo blog.

FELIZ NAVIDAD 2012: LA CONCIENCIA MAYA

Mayas

Mayas

I  Parte

Si de misterios se tratase, tendríamos que abordar para dilucidarlo –durante tiempo prolongado- uno de los más prominentes, el de la cultura maya. El asunto es que, de cara a lo que se supone va a sobrevenir, ya no queda mucho tiempo para estudiarlo con holgura y profundidad. Pero sí mucho por sentir y compartir. Y, también, algunos conceptos para entender, aunque no sea de una forma exactamente académica. Observen la pintura: falta poco para que el cielo se pronuncie.

Los Mayas se basaron para sus mediciones y hechura de vida, entre otras cosas, en lo que se conoce astronómicamente como haces galácticos, a saber, ondas de densidad que recorren la galaxia y que la afectan en su evolución. Los científicos modernos igualmente lo han estado haciendo, solo que con una solemne diferencia: desde una visión materialista –que aún de ese modo significa mejoría del pensamiento-: estudiaron los efectos físicos de esos haces. En cambio, los Mayas, aparte de asimilar su significado matemático, desarrollaron con ellos una conformación de la conciencia que les permitió ver y articular sus efectos psíquicos: pensamientos, convicciones y visiones.

Después de la Revolución Industrial y con la era tecnológica, la “civilización del progreso” no ha podido de ninguna manera aceptar que alguna cultura –menos, precolombina y de la Edad de Piedra- pudiera haber sido superior en su visión del mundo o que hubiese desarrollado una ciencia más trascendente. Más en cuanto el egoísmo ganó propiedad dentro de los cánones del comercio, la política y la cultura.

Es cansado pero necesario seguir enfatizando que los tecnócratas y los economistas son los que correctamente han tomado las decisiones para la estructuración del desorden social; que han llevado a la civilización a la crisis que, una vez más, supuestamente estamos viviendo: los culpables son algunos grandes bancos con sus banqueros y unas cuantas transnacionales que, al final, no van a sufrir el descalabro económico prefabricado.

Sacrificado ha de ser, no como en la Antiguedad judaíca, el Cordero que quita el pecado del mundo, sino los pueblos que, por el hecho de ser pueblos, han de cargar hoy con el fardo de un pecado humano universal construido por un grupo con propósito destructivo pero enormemente rentable para sus arcas desaforadas.

Lo que no va a cambiar hasta esos días es la etiología del planeta: herido en el pecho su corazón de tierra húmeda se desangra a torrentes agigantados sin que las plaquetas de los gobiernos poderosamente deshumanos, hagan nada por detener la hemorragia de su debacle.

Dichosamente -y ellos quieren todavía que lo sepamos-, los Mayas vieron Algo que los científicos y los ciegos gurúes de la economía -los políticos jamás- siquiera aún sospechan: la extracción del Ojo unidireccional de Polifemo, la abolición de los ojos codiciosos de la ceguera histórica.

Por vez primera el mundo asistirá al exorcismo del Ego: tal limpieza hará temblar y tambalear los cimientos de lo falso: el agua hablará otra vez con su voz transparente y el aire se sacudirá el saco oscuro de una noche que nunca quiso. La tierra se calmará y, finalmente, el fuego hará su trabajo.

En los siguientes artículos sobre la numeración, el conteo y las preguntas que surgen del misterio maya, hablaremos de la alineación planetaria en el año 2012, fenómeno que esa cultura “vio” como la señal del cambio de ciclo en su calendario galáctico.

Calendario Maya

Calendario Maya

Nota:  Puede leer  SIGNIFICADOS  DE  “MAYA” en  LA MOCHILA DEL FILOLOGO (Enlace que aparece a la derecha de este artículo).